Comunicación y Lenguaje

La comunicación es la primera experiencia de todo ser humano. Mediante los diferentes aspectos de la comunicación y determinados tipos de lenguaje es como un ser se da cuenta de su propia individualidad.

Las formas de comunicación son muchas y variadas, y van desde las más básicas (por ejemplo, entre las plantas) hasta las más complejas (entre las personas).

Ello no implica que entre las plantas, los animales y los seres humanos no pueda haber también distintos niveles de comunicación.

En el caso de los seres humanos, el medio que se utiliza para efectuar dicha comunicación es el LENGUAJE. Por medio de éste se explora, se conoce, se transmite y se recibe todo tipo de información del entorno.

A lo largo de la evolución del hombre, los tipos de comunicación han sido muchos. Desde gritos y gestos, pasando por señales y símbolos hasta alcanzar la PALABRA.

Actualmente, vivimos en un mundo rodeado de signos y formas de comunicarnos esos signos muy variopintos.

Los signos son representaciones de cosas que percibimos con los sentidos y son la base de todo sistema de comunicación.

El estudio del significado de los signos es la SEMIOLOGÍA o SEMIÓTICA, dentro de la cual se encuentra la lingüística, que es la encargada de estudiar los signos en la comunicación humana.

Para poder interpretar los signos necesitamos un código que nos muestre la relación existente entre el significado (que es el contenido o concepto) y el significante (que es la señal o representación percibida).

La SEMIOLOGÍA clasifica los tipos de signos según:
  • El origen del emisor, ya sean signos NATURALES o ARTIFICIALES;

  • La intencionalidad del emisor, los cuales se clasifican en EXPRESIVOS (que se hacen sin el propósito de hacerlos) y COMUNICATIVOS;

  • La pertenencia a un sistema, que se divide en ASISTEMÁTICO y SISTEMÁTICO (como el lenguaje de signos);

  • El sentido que los percibe;

  • La relación realidad-signo, dentro del cual distinguimos tres elementos:

    • El INDICIO, que es un indicador natural, como por ejemplo, una nube;

    • El ICONO, en donde hay un parecido entre la realidad y el signo;

    • El SÍMBOLO, donde no hay parecido alguno entre la realidad y el signo, pero tiene un vínculo establecido entre el significante y el denotado.
Los códigos se pueden clasificar en NO LINGÜÍSTICOS y LINGÜÍSTICOS.

Dentro de los códigos NO LINGÜÍSTICOS podemos encontrar los (formados por colores, formas, luces, etc.), los CÓDIGOS DE CIRCULACIÓNCÓDIGOS GRÁFICOS (que encontramos en los mapas), los CÓDIGOS NUMÉRICOS (como la matrícula de un coche o el DNI), y los CÓDIGOS MIXTOS (que son una mezcla de signos de los distintos códigos).

En cuanto a la comunicación LINGÜÍSTICA, hay que distinguir dos posibles interpretaciones de la palabra LENGUAJE, una en sentido amplio, que es “cualquier forma de comunicación humana”, y otra en sentido estricto, que es “el sistema de signos lingüísticos que utiliza el hombre” mediante el cual comunica sus pensamientos, emociones, afectos, etc.

Del origen del lenguaje, se discute aún cuándo surgió, y son varias las hipótesis al respecto: una de ellas dice que el lenguaje surge por imitación de los ruidos del entorno, y otra que son gestos con intenciones comunicativas.

Filosóficamente, pudo deberse a las experiencias del hombre en su contacto con la realidad, o que es algo innato en los hombres, previo a su toma de conciencia y a su contacto con el entorno.

Mediante estudios antropológicos, también se ha podido ver la evolución del lenguaje, en cuanto que hubo una reducción de la mandíbula y la laringe y un aumento del cerebro.

Sabemos que el origen del lenguaje y el del hombre están relacionados. Ahora hay que ver la relación del lenguaje con el pensamiento. Algunos estudiosos dicen que no puede existir el uno sin el otro pues sería algo muerto, y se cuestionan la posibilidad de pensar sin palabras o hablar sin conceptos.


EL SIGNO LINGÜÍSTICO
Definiendo la lengua como una manifestación concreta del lenguaje en un sitio determinado y sabiendo que ésta está compuesta por signos lingüísticos, veamos la definición de estos y sus características.

Según Saussure, el signo lingüístico es como una hoja de papel en cuyas caras están:
  • El concepto de las cosas (significado) y

  • El nombre de las cosas (significante).
Ambas son inseparables.

Los signos lingüísticos, al ser concretos de un sitio determinado pueden compartir características con los de otros sitios, además de poseer características propias.

Características
  • LINEALIDAD: si trazamos una línea de tiempo (cadenas habladas) o una línea espacial (cadenas escritas), observamos que cada signo se representa en una secuencia en donde no obtendremos un significado completo hasta que termine la línea o secuencia de signos. Por ejemplo, la música.

  • ARBITRARIEDAD: la relación significado/significante no tiene un origen común, sino que es algo convenido; por ello un significado puede tener distintos significantes dependiendo del lugar donde se utilice.

  • MUTABILIDAD o INMUTABILIDAD: un signo, al no depender de un individuo en particular, se considera INMUTABLE en un momento dado. Pero sí es MUTABLE en cuanto a que adquiere distinto significado o puede adquirir distintos significados al pasar un tiempo.

  • ARTICULARIDAD: una unidad lingüística puede dividirse en partes más pequeñas, las cuales son identificables e intercambiables. Se pueden articular de dos formas: las de la primera articulación, en donde el signo se divide en partes con significado llamadas MONEMAS; y las de segunda articulación, donde las partes en que se divide el signo no tienen significado propio pero son DISTINTIVAS. Las unidades en este caso se llaman FONEMAS.

ELEMENTOS DEL PROCESO COMUNICATIVO
La comunicación es un proceso en continuo desarrollo. Los elementos que participan en este proceso son varios y dependen unos de otros.

Para comenzar tenemos al primer elemento, que es el EMISOR, el cual se encarga de iniciar la comunicación con una intención. Éste elabora el MENSAJE (segundo elemento) que se crea mediante un CÓDIGO (tercer elemento), el cual debe ser común con el receptor.

Luego está el CANAL (cuarto elemento), que es el medio que utilizará el emisor para transmitir el mensaje. El emisor, además, ha de procurar que el mensaje fluya por el canal elegido sin interferencias, para evitar así posibles equivocaciones al momento de la recepción.

A continuación, encontramos al RECEPTOR (quinto elemento) quien “decodificará” el mensaje y la interpretará convenientemente.

Otro elemento que debería darse en el proceso comunicativo, es la RETROALIMENTACIÓN, que consiste en que el receptor se convierta en emisor, poniendo de vuelta un mensaje de respuesta en el canal comunicativo.

Por último, otros dos elementos participantes son, la SITUACIÓN, aspecto espacio-temporal en el que se da el proceso comunicativo, y el REFERENTE, que es la realidad que percibe el receptor luego de decodificar el mensaje.


FUNCIONES DEL LENGUAJE
Platón señaló que “el lenguaje es un instrumento para comunicar uno a otro algo sobre las cosas”. Luego, el filósofo alemán Bühler, emulando a Platón, dijo que “el lenguaje es un órgano que sirve para comunicar uno a otro sobre las cosas”.

De ambas definiciones se puede extraer los tres elementos en los que Bühler se ha basado para hacer su clasificación de las funciones: UNO (emisor), OTRO (receptor) y COSAS (referente).

Clasificación
  • FUNCIÓN EXPRESIVA o EMOTIVA: está orientada al emisor y define la relación entre éste y el mensaje. Expresa emociones, sentimientos y opiniones del emisor.
    Recursos lingüísticos: adjetivación explicativa, términos denotativos y modo subjuntivo.

  • FUNCIÓN REPRESENTATIVA o REFERENCIAL: que es la base de la comunicación. Define la relación existente entre el mensaje y la idea a la que se refiere. Dicha idea transmite a quien la oye determinada información sobre algo.
    Recursos lingüísticos: entonación neutra, modo indicativo, adjetivación específica y léxico denotativo.
  • FUNCIÓN APELATIVA o CONATIVA: que define la relación entre el mensaje y el receptor. Esta función se centra en el receptor. Es la función del mandato y la pregunta pretende influir sobre el oyente para convencer, ordenar o provocar una reacción.
Jacobson añadió a este esquema otras tres funciones básicas relacionadas, pero especifican otros aspectos:
  • FUNCIÓN POÉTICA o ESTÉTICA: define la relación del mensaje con sí mismo. El emisor intenta realizar el propio mensaje, dando mayor atención al “cómo” se comunica.
    Recursos lingüísticos: los literarios, tales como metáforas, hipérboles, etc.

  • FUNCIÓN METALINGÜÍSTICA: la función se centra en el código utilizado en la comunicación. La lengua se toma a sí misma como referente.
    Recursos lingüísticos: la gramática, los diccionarios, la lingüística.

  • FUNCIÓN FÁTICA o DE CONTACTO: la función se orienta al canal de comunicación. No tiene contenido o es muy escaso y contiene una altísima redundancia. Se utiliza para iniciar, mantener y finalizar una conversación.
Todas estas funciones no se dan por separado habitualmente. Cada vez que utilizamos el proceso comunicativo, estaremos utilizando varias de éstas, de las cuales una primará sobre el resto.

No hay comentarios: